lunes, 23 de marzo de 2009

Ira ira ira

Rogamos fervientemente
a Dios no llegar a estos
extremos insanos...